“Situación de guerra”. Los 3 escenarios que las FDI creen que desencadenaría la anexión

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) se estarían preparando para una amplia gama de escenarios tras la posible anexión en Cisjordania, incluyendo uno que podría conllevar una ola de ataques terroristas a gran escala.

17 de Junio, 2020

Las FDI se están preparando para las posibles consecuencias que deje este movimiento, reportó Canal 12 israelí, incluido lo que llaman un potencial “situación de guerra” que podría implicar un embate de ataques suicidas terroristas como en la Segunda Intifada.

Los principales oficiales del Ejército encargados de los preparativos están “trabajando en la niebla”, ya que no han recibido detalles sobre el alcance propuesto de la anexión planificada, de acuerdo con el reporte.

Esa falta de claridad ha llevado a las FDI a prepararse para un amplio conjunto de movimientos israelíes y posibles respuestas tanto en Cisjordania como a nivel regional.

El informe enumeró tres escenarios que han llamado más la atención dentro de las tropas israelíes.

El primero implicaría protestas masivas de palestinos; el segundo, tiroteos en Cisjordania; y el tercero, un regreso de las oleadas de atentados suicidas como las que se vieron durante la Segunda Intifada en 2000-2004.

Este tercer nivel sería el que es considerado como el de una “situación de guerra” en la preparación de las FDI, y se refiere a los atentados con bombas en autobuses y restaurantes y otros tipos de terrorismo de la índole.

Sin embargo, la evaluación de las FDI es que cualquier violencia palestina “no llegará” al nivel de “guerra”, en parte porque 200,000 palestinos dependen de los ingresos de Israel y no quieren que se destruya la economía de Cisjordania.

El reporte también dijo que el ejército ha elaborado planes alternativos en caso de que la anexión se desarrolle de manera relativamente tranquila.

El acuerdo de coalición del nuevo gobierno israelí estipula que el primer ministro Benjamin Netanyahu puede ir adelante con una propuesta de anexión en el gabinete o la Knéset a partir del 1 de julio.

Netanyahu ha prometido hacerlo en ese mes, aunque se ha enfrentado a una presión creciente de múltiples partes a nivel nacional e internacional, incluyendo líderes de los asentamientos de Cisjordania, para retrasar el movimiento.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío